Las 5 competencias clave para el 2024 | Perfil

Por: Paula Altieri socia de Veril Consultores  | Leer nota en Perfil

8 de febrero 2024 – 00:14
Entre otras, saber responder, escuchar y tener una buena narrativa son algunas de las cualidades que se buscan para los nuevos puestos de trabajo.

Según un informe realizado por PwC, el 79% de los directores generales están preocupados porque la falta de competencias esenciales en su plantilla amenaza el crecimiento futuro de su organización. Y hasta ayer nomás, durante la pandemia, las habilidades más buscadas estaban relacionadas con la flexibilidad y adaptación al cambio, organización y gestión del tiempo, capacidad resolutiva, creatividad y proactividad, liderazgo y negociación.

Todas esas habilidades estaban alineadas con los desafíos y oportunidades que dejó la situación de emergencia en un mundo cada vez más interconectado, mediado por la tecnología y el trabajo híbrido.

Pero el 2023 cerró con desafíos e incertidumbres en el panorama laboral, sendero que obliga a adaptarse a las nuevas demandas con foco en 5 competencias clave para el año que comenzó:

1. Gestión del Cambio
Hoy es más que evidente que los cambios son extremadamente rápidos, se dan casi de una manera incontrolable. La pregunta aquí es cómo gestionar las emociones cuando se está inmerso en ese proceso de cambio. Sin duda, es todo un arte.

La curva de cambio tiene distintos estadíos bien concretos donde las emociones condicionan el actuar de las personas. No importa la magnitud del cambio, la curva siempre se da; a veces más pronunciada, a veces menos. Cuanto más resilientes se vuelven las personas, más rápido es el paso por la curva.

En las organizaciones se combinan los cambios de negocio, de estrategias, de objetivos y de tareas, con los cambios internos que atraviesan los colaboradores; ello los puede llevar a actualizarse o estancarse. Por eso, la gestión del cambio se vuelve una competencia artística que implica saber, conocimiento, comprensión y empatía para acompañar los nuevos retos.

2. Dominio Digital
No cabe duda de que el mundo hoy está totalmente digitalizado. En las empresas, en algunos entornos no se percibe esta digitalización mientras que otros están totalmente digitalizados, sobre todo los ambientes más productivos y/o sistémicos.

La competencia digital implica tener la capacidad necesaria acorde al desarrollo digital del área, del proceso o de la posición en la que la persona se encuentra. Lo que hay que buscar es esa coherencia para que la competencia digital esté en línea con las necesidades del negocio.

3. Comunicación
La comunicación incluye un conjunto de habilidades que implica entender el poder de las palabras, de los silencios, de cómo se combinan, incluso del lenguaje corporal. Es entender que al comunicar se está generando un impacto, una reacción.

La manera productiva de vincularse, es aprendiendo no a reaccionar sino a responder y a escuchar. En esa sutileza entre reacción/respuesta, hay un mundo de posibilidades en términos de habilidades comunicacionales.

4. Narrativa
La narrativa – ya sea escrita u oral – es una competencia dentro de la meta-competencia de la comunicación. La manera de explicar, de contar las historias, de pedir, o de preguntar conecta con las emociones y con el compromiso.

Así, desde la narrativa, se puede generar compromiso en otros, además de reforzar un vínculo desde lo emocional. Al saber qué emoción se quiere tocar, se pueden generar reacciones o respuestas.

5. Growth Mindset
No se podría hacer nada sin una mentalidad de crecimiento, un proceso de mejora continua. Con esa mentalidad, todo lo que se proponga se puede lograr de una u otra manera. El growth mindset tiene que ser una competencia con uno mismo, para ser mejor, para superarse. De ese modo también, la persona se vuelve más funcional para el equipo.

*Socia de Veril Consultores

La autora es socia fundadora de Veril Consultores | Nota de Perfil