• Inicio
  • Artículos y notas
  • Habilidades laborales: cuáles son las 5 más buscadas y por las que más se pagará en 2024 | El Cronista

Habilidades laborales: cuáles son las 5 más buscadas y por las que más se pagará en 2024 | El Cronista

Por: Paula Altieri socia de Veril Consultores  | Leer nota en El Cronista

18 Octubre de 2023 | 09.47

La flexibilidad y la adaptación al cambio son algunas de las habilidades laborales más demandadas en un mundo y un país cada vez más cambiante. Ante candidatos con iguales destrezas técnicas, hay competencias que hacen la diferencia.

Ya no bastan los títulos o las experiencias atravesadas por los candidatos a un puesto de trabajo o por los empleados que buscan destacarse. Para adaptarse a las nuevas demandas del mercado laboral, hay que desarrollar habilidades clave. ¿Cuáles serán las más valoradas por las organizaciones el año que viene?

A un paso de 2024, los cambios en el ámbito del trabajo y los avances en materia de inteligencia artificial fueron los factores que más resaltaron en 2023, así como las convulsiones en la economía y en el escenario político. Es por ello que este año reclamó más resiliencia y tolerancia que nunca, ¿serán suficientes el año que viene?

Christian Bernal, director de la Maestría en Recursos Humanos de la Universidad de San Andrés, enumeró las habilidades que considera más demandadas hoy y que, prevé, seguirán siendo importantes en los próximos años. En primer lugar, citó a la agilidad de aprendizaje (en inglés, “learning agility”). Se trata de “la” competencia, ya que -argumenta- habilita la capacidad para transformarse y transformar las organizaciones.

En segundo lugar, alude al “liderazgo por influencia”, tanto adentro de la organización, como hacia el mercado y la comunidad. En tercer puesto, coloca al dominio de la tecnología, con la mentalidad digital como facilitadora de la experiencia del usuario. La resiliencia y la flexibilidad, así como la capacidad analítica y de innovación completan su listado, ya que las considera “habilidades clásicas, que no dejan de ser necesarias”.

Para Bernal, en cambio, ciertas destrezas dejarán de tener protagonismo. “Hay habilidades tradicionales que fueron evolucionando a otras más complejas y relacionadas con el mundo BANI -término compuesto por las iniciales de las palabras inglesas Brittle (quebradizo), Anxious (que genera ansiedad), Non-linear (no lineal) e Incomprehensible (incomprensible)- que vivimos”, sostuvo y mencionó, por caso, al liderazgo en su sentido más tradicional.

El especialista manifestó que hay innovaciones que influyeron en los requerimientos. “La inteligencia artificial y otros avances tecnológicos impactan directamente, ya que cambian la naturaleza de muchos trabajos y llevan a una mayor demanda de habilidades específicas, mientras que algunas habilidades tradicionales pueden haber disminuido de acuerdo con el tipo de organización, como las tareas rutinarias u operativas o de atención al cliente básicas”, describió.

Patricio Fay, profesor en Comportamiento Humano de IAE Business School, la escuela de negocios de la Universidad Austral, cree que las habilidades más demandadas por las empresas en 2024 serán las siguientes: trabajo en equipo, resolución de problemas, resolución de conflictos, adaptabilidad y flexibilidad, pensamiento crítico, creatividad, inteligencia emocional y comunicación. Explicó que todas ellas “son muy importantes porque no pueden ser automatizadas”.

“Las que ya no tienen tanta relevancia son las que puede hacer una máquina, por ejemplo, todo lo que hace la inteligencia artificial, como la recolección, correlación e interpretación de datos, que se pueden hacer dando instrucciones”, advirtió. “Sin dudas, las máquinas hacen mejor los análisis de datos”, agregó.

Sin embargo, la inteligencia artificial no avanza sobre todas las actividades en el mundo del trabajo. “Funciona muy bien en el tiempo presente y en el pasado, como el análisis de datos de todo lo que ocurrió. Sin embargo, si se trata de hacer algo a futuro, hay que tener creatividad, capacidad de imaginar, y eso las máquinas todavía no lo tienen. Y no sé si lo tendrán en algún momento”, concluyó Fay.

Para Paula Altieri, socia de Veril Consultores, el hito que significó el Covid-19 influyó en las demandas emergentes. “A partir de la pandemia, las destrezas requeridas comenzaron a estar relacionadas con la flexibilidad y adaptación al cambio, con la organización y gestión del tiempo, así como con la capacidad resolutiva, la creatividad, la proactividad, el liderazgo y la negociación”, señaló, y remarcó que “todas están alineadas con los desafíos y oportunidades que dejó esa situación en un mundo cada vez más interconectado, mediado por la tecnología y el trabajo híbrido”.

Concretamente, la ejecutiva señaló que”las cinco habilidades más buscadas hoy son gestión del cambio, dominio digital, comunicación, growth mindset y narrativa”. “Las organizaciones necesitan líderes preparados para la coyuntura tan cambiante que nos propone el mundo actual”, acotó.

Las empresas de tecnologías de la información conforman un ámbito en el que las transformaciones son más evidentes. “Se empezó a percibir un cambio para salir del foco exclusivamente técnico de las skills (capacitación y formación) y volcarse a aquellas más blandas”, ilustró Verónica Menéndez, gerente de Recursos Humanos de Planexware. “Ante dos personas con los mismos conocimientos técnicos, la diferencia estará dada por las habilidades blandas. Esto devino de la pandemia, cuando se hizo hincapié en la flexibilidad y la adaptación al cambio”, completa.

Otra competencia blanda relevante es la asociada con el trabajo en equipo. “Hoy se hace foco en interactuar de manera positiva o asertiva, no solo con los compañeros del grupo, sino también entre las áreas para generar sinergia”, aseveró. Y describió una de las estrategias de las compañías para potenciarlo: “Muchas empresas buscan generar cualquier tipo de interacción entre los integrantes de sus equipos, incluso fuera de lo estrictamente laboral”. 

 

*Opinión de Paula Altieri, socia de Veril Consultores en El Cronista – Negocios