Fluimos con el cambio

Todos nuestros clientes buscan un objetivo de negocio que requiere de resultados puntuales para su concreción. Existen múltiples formas de abordaje, pero siempre la única constante es el cambio. Nuestra experiencia determina que este cambio se agrupa en 4 grandes momentos y podemos acompañar a tu organización en su transitar.

Necesito Entender

¿Cuántas veces te ha pasado que sabes que tienes que generar un cambio pero no necesariamente tienes claro qué es lo que debes modificar? ¿O que entiendes que el mercado o el negocio requerirán en el corto plazo de nuevas necesidades y debes desarrollarlas? ¿O quizás que ha sucedido un cambio externo que afecta de manera directa el accionar de tu organización?

En este momento te ayudaremos a vislumbrar, clarificar y dimensionar qué tipo de transformación es el que necesitas y el alcance de la misma.

Quiero más info

Necesito Definir

Existen situaciones en las que sabemos qué tipo de cambio debemos llevar a cabo, pero no sabemos bien cómo abordarlo. En esta instancia te acompañaremos a definir cuál es la estrategia a llevar adelante. Desarrollaremos también qué es lo que implica ese cambio: En cuantas etapas deberías ejecutarlo, quiénes deberían conformar el equipo que lo lidere, quienes deberían ser aliados dentro de la compañía.

Quiero más info

Necesito Implementar

Muchas veces el cambio está definido y cuento con un manual que me indica cómo avanzar, pero no necesariamente me ayuda a poder iniciar el proceso. A entender cómo debo adaptar el proyecto a mi organización y su cultura particular. En esta etapa te acompañaremos a  definir las acciones asociadas a cada eje de cambio y gestionar la implementación: tiempos, etapas y milestones que funcionarán como indicadores de salud de los proyectos. Juntos pautaremos instancias de ejecución y nos aseguraremos de que el proyecto tenga un principio y un fin.

Quiero más info

Necesito Iterar

Este es el momento más importante del proceso de cambio: la adopción. Si todo lo que ejecutamos al final no se adoptó, nuestro esfuerzo carece de sentido. Aquí se cristaliza la transformación, que se pone en evidencia a partir del hábito incorporado.

El cambio es constante, pero eso no quiere decir que no debamos medirlo de forma permanente. En este momento te acompañaremos a entender cómo medir la adopción y a identificar qué hábitos están cambiando en la dirección que deseas, con qué frecuencia y en quiénes. Muchos procesos de cambios abren nuevas puertas evolutivas del negocio. Esta instancia necesita de atención para poder detectar emergentes que lleven a tu organización al siguiente nivel.

Quiero más info